consejos antes firmar hipoteca

25/01/2018

5 consejos antes de firmar una hipoteca, ¿cómo tomar la decisión más correcta?

La compra de una vivienda es, sin duda, uno de los pasos más importantes que se dan a lo largo de la vida y, por ello, es necesario plantearse y valorar los diversos factores que inciden en la adquisición del inmueble. ¿Uno de los más determinantes? La contratación de un préstamo, ¿cómo saber qué condiciones son las que más te convienen?

Hoy en el blog, 5 consejos a tener en cuenta antes de firmar una hipoteca. ¡Toma nota!

Comparar antes de decidir.

Como punto de partida, es imprescindible conocer en qué situación te encuentras y qué necesidades tienes y, en base a ello, hacer un listado con los pros y contras de cada una de las ofertas, teniendo presente cuestiones como: las facilidades de pago que te ofrecen, cuál es tu capacidad de endeudamiento, las concesiones de retraso o los avales exigidos para proceder a la firma. Tómate tu tiempo y si tienes dudas, asesórate por un profesional.

Cuestión de tiempo…

Aunque a priori abonar cuotas de pequeño importe pueda resultar atractivo, la recomendación es pagar la hipoteca en el menor tiempo posible, siempre dentro de tus posibilidades de financiación. Además de ahorrarte el pago de intereses acumulados, tendrás un mayor “margen de maniobra”, pudiendo reducir la cuota llegado el momento y ampliar el plazo de pago si es necesario.

Ten en cuenta también algunas de las ventajas que proponen los bancos al inicio del pago de la hipoteca, como la posibilidad de aplazar pagos, ¿realmente te conviene o puede resultarte de mayor interés en un futuro?

¿Cuánto dinero pido?

Con tal de poder hacer frente de manera más holgada a los pagos o a posibles adversidades económicas, tanto durante el tiempo que tengas contratada la hipoteca como posteriormente, no es recomendable solicitar más de un 80% del coste total y que las cuotas mensuales no superen más del 50% de tus ingresos, ya que, puede suponer un esfuerzo excesivo para ti.

¿Préstamo de tipo variable o fijo?

Mientras que la hipoteca de tipo variable va unida a la fluctuación del tipo de interés, teniendo que asumir las posibles subidas de cuota, en la de tipo fijo el importe se mantendrá, siendo más indicada para aquellas personas que no tengan un sueldo muy elevado.

Por otra parte, destacar que si contratas una de tipo fijo el tiempo máximo al que se suelen firmar es de 15 a 20 años, periodo en el que debes de haberla pagado íntegramente.

Negocia tu hipoteca.

Pese a que las condiciones de la hipoteca vienen dadas por la entidad bancaria, si observas alguna clausula sobre la que tienes dudas o no te queda claro cómo te puede afectar en un futuro, negóciala en el momento para proceder a los cambios que sean necesarios. ¡Es importante que todo quede registrado en el contrato!

 

Si en 2018 tienes pensado comprar una vivienda, ¡ponte al día!  Lee nuestro post sobre las tendencias que marcarán el mercado inmobiliario ya que se prevén algunos cambios importantes como las nuevas condiciones de la Ley Hipotecaria que se pondrá en marcha durante el primer trimestre de este año.

 

¿Te llamamos? shareIcons subscribeIcons
We use Cookies | More info
Cookies Preferences