ventajas suelo radiante

23/08/2018

Ventajas del suelo radiante: máximo confort térmico en tu vivienda

Pese a que puede considerarse todavía novedoso en España, en países como EE.UU. o Canadá, lleva ya varias décadas utilizándose: conocemos las ventajas del suelo radiante en la vivienda, lo último en sistemas de climatización eficiente.

¿Qué es y cómo funciona el suelo radiante?

Su principal premisa es distribuir calor o frío en la vivienda de manera uniforme, a través de su irradiación desde el suelo (de manera creciente, hacia arriba), de forma que se mejore el llamado “confort térmico”, un término que se refiere básicamente a alcanzar “la temperatura perfecta”, en la que no se experimenta ni frío ni calor.

Su funcionamiento puede ser mediante agua o a través de un sistema eléctrico, habiendo sido el primero de ellos recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el que Gestilar  ha escogido para instalar en sus proyectos de viviendas.

Este se basa en una red de tuberías situadas bajo el pavimento por donde circula agua (fría o caliente), de forma que “eleva” la temperatura desde el suelo hasta lograr la climatización óptima de la estancia.

Ventajas del suelo radiante en tu vivienda

 

  • Se trata de un sistema eficiente y de bajo consumo, perfecto para ahorrar energía en casa durante el invierno: la temperatura del agua caliente es de entre 35 y 45º C, mucho menor que los 70 - 90º C que normalmente se alcanzan en los radiadores convencionales. Esto supone un ahorro de hasta el 20% de energía, ¡todo un respiro para el bolsillo!      *Toma nota: Por normativa, el suelo nunca debe superar los 29º C, una temperatura inferior a la corporal, que no perjudica a quienes padecen problemas de circulación en las piernas.

 

  • Es una climatización saludable gracias a la ausencia de esas incomodas corrientes de aire que resecan la garganta y pueden afectar a la salud. Además, con el suelo radiante se mantiene un nivel de humedad idóneo en el ambiente, por lo que se genera menos polvo y ácaros.

 

  • En el caso de la calefacción, el hecho de que se irradie desde el suelo, hace que la temperatura del aire a la altura de los pies sea algo superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza. Esto mejora exponencialmente la sensación de “confort térmico” y bienestar.

 

  • No ocupa espacio ni estropea la armonía estética de las estancias, tal y como ocurre con los radiadores y con otros sistemas de climatización.

 

  • Pese a que su uso más común es para generar calor, una de las ventajas del suelo radiantees que con una única instalación, también se puede refrigerar el espacio, haciendo circular agua fría en vez de agua caliente.

 

Suelo radiante, también en viviendas Gestilar

En Gestilar apostamos siempre por una innovación alineada al máximo confort y calidad de vida, por lo que este sistema de climatización también está presente en diversas de nuestras viviendas de obra nueva, cuyas estancias están dotadas de control de temperatura.

Isla de Ízaro e Islas Estelas, en Sinesio Delgado, Isla de Mouro, en Vallecas,  Isla de La Toja en Tempranales, o  Isla de Santa Cruz, en Oleiros, son buen ejemplo de ello. 

 

¿Conocías las ventajas del suelo radiante para tu vivienda?

¿Te llamamos? shareIcons subscribeIcons
We use Cookies | More info
Cookies Preferences