Cita disponible por Videollamada o Telefónica. ¡Entra en tu Promoción de interés y agéndala!

Vuelta a la rutina: consejos para hacerla más fácil

Vuelta a la rutina: consejos para hacerla más fácil

La vuelta a la rutina después de las vacaciones puede hacerse un poco cuesta arriba, sobre todo si has disfrutado de un periodo vacacional largo. Está demostrado que, cuanto más largas son las vacaciones, más cuesta recuperarse y volver a la rutina después de ellas. 

Con este artículo, queremos que te resulte más sencillo. Por eso, vamos a analizar diferentes consejos que te pueden ayudar a que la vuelta al día a día sea lo más fácil posible. 

¿Por qué perdemos la rutina al irnos de vacaciones?

Las vacaciones son imprescindibles para desconectar del trabajo y volver con más fuerza después. Son tan importantes que se han convertido en un derecho y todas las empresas deben cumplir con estos periodos de descanso. 

En esos días, nos dedicamos a las actividades que realmente nos gustan y disfrutamos del tiempo que no tenemos mientras trabajamos. Pero, ¿por qué perdemos la rutina y luego nos cuesta tanto volver a ella? Por varios motivos, pero el principal es que perdemos la noción del tiempo. 

Cuando estamos en periodo de trabajo, hay algunos días establecidos para trabajar y otros para el descanso. También tenemos un horario fijo para levantarnos, salir, volver a casa y hacer el resto de actividades. Sin embargo, durante las vacaciones, este horario se difumina.

Como eliminamos del mapa el trabajo que, normalmente, es lo que rige nuestros horarios, perdemos el norte. Deja de ser importante qué día de la semana es o qué hora es.

Como es lógico, tras varios días o semanas sin tener noción del día ni la hora que es, llega un punto en que se nos olvida la rutina que teníamos. 

¿Qué puedo hacer para recuperar la rutina al volver de las vacaciones?

Cuando ya has perdido la rutina porque te has ido de vacaciones y has desconectado por completo, necesitas recuperarla. A continuación, veremos una serie de pautas que puedes seguir cuando vuelvas de las vacaciones para reconectar con tu día a día. 

Establecer horarios 

Durante las vacaciones se han difuminado tus horarios hasta casi desaparecer por completo. 

Por eso, cuando regresas es importante que los recuperes. Especialmente cuando hay niños pequeños en casa, los horarios son cruciales para tener una vida ordenada y no caer en la frustración de no tener tiempo. 

Claro, para que los horarios realmente funcionen, y para poder volver a la rutina con absoluta normalidad, es imprescindible respetarlos. 

Un pequeño tip para que te resulte más fácil recuperar la rutina después de las vacaciones es no perder los horarios de sueño y comidas durante los días de descanso. Así, las horas dedicadas a dormir y a comer ya serán terreno ganado y tus ritmos circadianos no se verán afectados por cambios bruscos. 

Batch cooking: una manera de ahorrar tiempo en la cocina

Con la vuelta a la rutina, hay una serie de actividades que podemos pasar por alto en el horario, pero que son muy importantes. Luego, cuando entramos en el día a día, nos damos cuenta de que no hemos dejado espacio para ellas y esto puede ser muy frustrante. Una de esas actividades es cocinar. 

El batch cooking es una técnica de cocina que te permite ahorrar tiempo al preparar tus comidas para toda la semana de una sola vez. Si comienzas a aplicar este concepto, podrás volver a la rutina del día a día sin problemas. 

¿Cómo funciona? Aunque este no es un blog de cocina, vamos a darte algunas pautas generales para seguir este método: 

  • Cocina platos que te permitan congelar parte de lo cocinado y sacarlo durante la semana. 
  • Utiliza métodos de cocina eficiente o de aprovechamiento. Por ejemplo, si vas a hacer un puré y tienes que emplear calabacín, aprovecha que debes pelarlos y cortarlos para dejar almacenado en la nevera más calabacín cortado en bastoncitos. Así, durante la semana, solo tendrás que sacarlo de la nevera y pasarlo por la plancha. 
  • Elabora ingredientes que te valgan como acompañamiento para varias comidas durante la semana, como por ejemplo el arroz o las legumbres. 

Siguiendo estas pautas, en unas horas podrás dejar lista gran parte de la comida de toda la semana. Así también te será más fácil incorporar en el horario el tiempo destinado a cocinar. 

Flexibilizar la agenda 

Cuando el horario es demasiado estricto, se vuelve difícil seguirlo a rajatabla y puedes empezar a dejar de hacer aquello que te habías propuesto. Esto no solo repercute en una baja productividad, sino también en un alto nivel de frustración personal. Si eres flexible con tus planes, será mucho más fácil que todos encajen en el día y, así, disfrutar de ellos. 

Retoma la actividad física

Puede que durante las vacaciones hayas dejado un poco de lado la actividad física o el ejercicio que hacías antes. Algo que te ayudará a enfocarte en tu rutina de nuevo es retomar este tipo de actividades. 

Además, gracias al ejercicio físico, podrás sentir más satisfacción y felicidad, dos sentimientos muy importantes para que la vuelta a la rutina sea más fácil. 

¿Cómo afrontar el primer día de trabajo después de las vacaciones?

El primer día de trabajo se puede presentar como todo un reto después de unas vacaciones. Volver a ese lugar donde te ganas la vida, en ocasiones, puede generar sentimientos contradictorios. Por eso, queremos darte algunos tips para que sea más llevadero. 

  1. Si has ido de viaje, tómate unos días en casa antes del primer día de trabajo. Esto te permitirá organizarte y mentalizarte mucho mejor que si empiezas a trabajar al día siguiente de tu regreso. 
  2. No quieras hacerlo todo en un día. Es importante que el primer día te des tiempo para volver a conectar con el trabajo poco a poco. Si quieres hacer en un día todo lo que tienes pendiente debido a las vacaciones, empezarás con mucho agobio. 
  3. Piensa en la recompensa de ese primer día y ten presente que, una vez que finalice la jornada, volverás a la tranquilidad de tu hogar. Esto hará que el día sea mucho más llevadero. 
  4. Céntrate en lo positivo. En lugar de centrarte en las cosas malas que pueden ocurrir en tu regreso al trabajo, busca lo positivo de cada situación. Los pequeños detalles que van llenando de elementos positivos la jornada pueden ayudarte a llevar mejor el regreso a la rutina. 

Si sigues todos estos consejos en el primer día de trabajo después de las vacaciones, será mucho más fácil que evites la temida depresión post vacacional. 

En el caso de los niños y el colegio, también puede ser duro el regreso. Sin embargo, puedes ayudar a tus hijos a verlo de una forma positiva si los invitas a centrarse en lo siguiente: 

  • La vuelta al cole significa volver a ver a sus amigos y hacer nuevos. 
  • Un nuevo curso entraña nuevos retos y desafíos que lo ayudarán a aprender muchas cosas nuevas. 
  • El principio del curso trae consigo estrenar nuevo material y nuevos libros, algo que a muchos niños les encanta. 

¿Cómo no cansarse de la rutina diaria?

Tener rutinas es muy importante, porque nos permite centrarnos y tener una vida ordenada. Sin embargo, también tiene un lado negativo, y es que puede ser cansino. 

Una vez que has retomado tu rutina y ya te encuentras como el avión que ha alcanzado altura y se controla en piloto automático, ¿qué puedes hacer para no cansarte? Aquí tienes algunos consejos: 

  • Identifica cuáles son los momentos del día que te resultan más pesados y trata de darles un toque original, hacerlos más amenos y divertidos. 
  • Atrévete a decirle que sí a las actividades nuevas. Empezar un nuevo proyecto o, simplemente, dar un paseo de vez en cuando después del trabajo, puede ayudarte a salir de la rutina y sentirte más vivo. 
  • Haz planes a corto, medio y largo plazo. Esto hará que siempre tengas en mente un objetivo, y hará más llevadero el día a día: trabajarás con un objetivo y el tiempo pasará más rápido y de un modo más ligero. 
  • Haz una lista de tareas pendientes que debes hacer durante el año. Ve incluyendo en esa lista todo lo que sea necesario: desde pintar la fachada de la casa, hasta ir de excursión a un sitio que te guste. Trata de borrar al menos tres cosas de la lista cada mes. 
  • Permítete una escapada o un capricho de vez en cuando, sal a comer con tu pareja o con tu familia, disfruta de una cerveza con tus amigos después de la jornada o saca tiempo una tarde para hacer algo diferente. 

Estos pequeños detalles harán que salgas de la rutina en su sentido más tedioso y te permitirán disfrutar de la vida. Recuerda que volver a la rutina es importante para reorganizar tu vida después de las vacaciones, y los horarios pueden ser muy útiles, pero siempre con equilibrio. 

06/10/2022


Relacionados
mantenimiento jardín invierno

Categoría: Tips & Tricks

07/12/2017

6 consejos para el mantenimiento de tu jardín en invierno.

Os damos algunos consejos y trucos para llevar a cabo un mantenimiento óptimo del jardín en invierno.

Leer más
consejos sobre cómo ordenar un armario

Categoría: Tips & Tricks

10/05/2018

5 consejos sobre cómo ordenar un armario: ahorra tiempo y espacio

5 trucos muy valiosos para que sepas cómo hacerlo de la manera más óptima

Leer más