Cómo refrescar la casa en verano

15/06/2017

¿Cómo climatizar tu casa durante el verano de la manera más eficiente?

Ya no hay duda, ¡el calor del verano ha llegado para quedarse! Por ello desde Gestilar os queremos dar algunos tips para que en vuestra vivienda se pueda disfrutar de una sensación térmica óptima de la forma más eficiente posible durante esta época del año.

Consejos para climatizar una casa

Toma nota y sigue estos consejos sobre cómo climatizar tu casa sin realizar un gasto excesivo de energía y evitando los temidos (y perjudiciales) cambios bruscos de temperatura:

  • ¿Sabías que la temperatura recomendada de climatización de una vivienda está entre 24 y 26 grados?

No olvides que el objetivo principal es conseguir un ambiente agradable y fresco en contraposición con el calor exterior, pero sin que llegue a ser demasiado frío. Si optas por utilizar el aire acondicionado, prográmalo para que alcance la temperatura anteriormente citada y activa, si es posible, el modo de autoclimatización. De esta manera, al alcanzar los grados indicados, el split se parará, evitando un gasto económico y energético innecesario.

  • La sombra, el mejor aislante térmico.

Dependiendo de la orientación de tu vivienda, algunas de las estancias recibirán una mayor incidencia del sol en determinadas horas del día, provocando que la temperatura de las mismas aumente. Ten en cuenta esto y cierra las persianas, corre las cortinas o piensa en instalar un toldo de manera que consiga reducir al máximo el impacto del sol. Por otro lado, si dispones de un jardín, tal y como comentábamos la semana pasada sobre el uso de la vegetación en las viviendas bioclimáticas, plantar un árbol o diseñar algún tipo de toldo natural con plantas, puede ser una opción perfecta, además de adornar el exterior de tu vivienda.

  • Aprovecha las corrientes de aire y disminuye la temperatura de tu vivienda hasta en 3ºC.

Abre las ventanas y puertas ubicadas en lados opuestos de tu casa e intenta promover lo que habitualmente se conoce como “ventilación cruzada”, de manera que el aire fresco circule por las habitaciones y se “conecte” la parte más fría y la más cálida.

  • Apaga aparatos eléctricos que puedan calentar el ambiente y comprueba que la iluminación de tu vivienda es LED. 

Ordenadores o tablets pueden desprender grandes cantidades de calor, haciendo que la sensación térmica de la estancia aumente. Del mismo modo, conviene no encender electrodomésticos que no sean imprescindibles en horas punta, como la lavadora, el  lavavajillas o el horno. Respecto a la iluminación, es recomendable cambiar las bombillas convencionales por las de LED o luz fría o, si no es posible, evitar mantenerlas encendidas y aprovechar al máximo la luz del día. 

 

Y es que como ves, a la hora de conseguir climatizar tu casa de la manera más óptima, cada pequeño gesto cuenta. ¿Conoces algún otro truco?, ¡compártelo con nosotros!

¿Te llamamos? shareIcons subscribeIcons